Cirugía Estética Inicio

Cirugía Facial

Se trata de una cirugía de rejuvenecimiento facial, con el objetivo de minimizar los efectos de los años y la gravedad que pueden ser realizados en conjunto o aisladamente. Se trata de un procedimiento quirúrgico para mejorar los signos visibles de envejecimiento de la cara y el cuello.

Conforme el individuo envejece, la piel y los músculos de la región de la cara empiezan a perder tono. El lifting facial no puede detener el proceso de envejecimiento, pero puede mejorar los signos más visibles del envejecimiento tratando las estructuras mas profundas, con la readaptación de la piel de la cara y el cuello, y la extirpación de áreas seleccionadas de grasa. Un lifting facial puede realizarse aisladamente, o en conjunto con otros procedimientos.

Que tipos de anestesia se utiliza ?
El tratamiento de lifting o rejuvenecimiento facial se realiza con anestesia local por infiltración acompañada de sedación más o menos profunda en dependencia de las zonas y de la sensibilidad de cada paciente. También se aplica la anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias de su cirujano.

LA CIRUGIA:

Dependiendo de la zona del rostro a tratar, se distinguen 2 tipos fundamentales de cirugía:

  • Lifting frontal: Estiramiento de toda la frente y eliminación de arrugas del entrecejo.
  • Lifting cérvico-facial: Comprende el estiramiento y la elevación del cuello y toda la cara, hasta la zona temporal, no incluyendo el lifting frontal.

En un lifting cérvico-facial las incisiones comienzan generalmente a nivel de las sienes, disimuladas en el pelo, se extienden por una línea natural que pasa justo delante de las orejas y continúa detrás del lóbulo de las orejas hacia la parte posterior del cuero cabelludo. Generalmente se separa la piel de la grasa y los músculos subyacentes. En el lifting frontal la incisión se coloca en la frente, disimulada detrás del pelo, o en determinados casos, en el límite entre el pelo y la frente.

DESPUES DE LA CIRUGIA:

Normalmente, puede suponer un ingreso de un día o dos, aunque todo depende del tipo de intervención a la que se someta y la complejidad de la misma. Apenas hay molestias después de la operación; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación prescrita por el cirujano. Es normal que existan ciertas zonas de la piel adormecidas; sensación que desaparece en unas semanas o meses. Puede aparecer hinchazón y algunos moratones durante los primeros días y los puntos de sutura realizados se retiran al cabo de cinco días. La mayoría de los pacientes vuelven a trabajar entre los 10 y 15 días.

 

 

 

 

 

 

 

 

Su Medico       Ayuda Humanitaria      Galeria de Fotos      Visite Cusco