Cirugía Estética Inicio

Lipusucción

Un procedimiento quirúrgico que permite remodelar el contorno corporal, mediante la extracción de grasa y de las células de la grasa de los puntos donde se halla acumulada. Hay que tener claro, que no es un tratamiento para la obesidad, ni tampoco sustituye las terapias endocrinológicas, dietéticas o fisioterápicas. Las zonas más comunes son las rodillas, los muslos, caderas, abdomen y papada.

Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer un piel firme y elástica. La liposucción no está recomendada si se ha tenido una cirugía reciente en la zona a tratar, si se tiene mala circulación en esa zona o si se padecen problemas cardiacos o respiratorios. Los principales objetivos de la lipoescultura y por este orden son: modelado de las formas, pérdida de volumen y pérdida de peso.

Que tipos de anestesia se utiliza ?
Si el procedimiento no va a ser muy extenso, es decir, si la cantidad de grasa que se va a eliminar no excede la cantidad que su cirujano plástico considere dependiendo de su salud, tamaño corporal y cirugía, se podrá con anestesia local más sedación. En algunos casos se puede emplear anestesia epidural, la misma que se emplea para algunos partos. Si tu cirujano plástico tiene previsto hacer liposucción de grandes zonas o tratar varias áreas distintas, se prefiere emplear anestesia general.

LA CIRUGÍA

Se trata de una aspiración de la grasa del cuerpo, que luego debe adaptarse a la nueva estructura. Es una técnica de modelado de la silueta mediante la corrección de los depósitos localizados de grasa, para dar formas redondeadas y curvas. La lipoescultura o liposucción se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital y suele durar entre 1 y 2 horas, pero el tiempo es variable, dependiendo del área y la cantidad. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para poder introducir un tubo hueco denominado cánula de liposucción. El otro extremo de esta cánula se une a una máquina que produce vacío o a una jeringa especial. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola. A veces es necesario realizar incisiones adicionales para eliminar todos los depósitos de grasa.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Tras la cirugía se suelen colocar tubos de drenaje bajo la piel durante 2 ó 3 días para disminuir la posibilidad de que se acumulen fluidos. Se colocará una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar el hinchazón y el sangrado y para ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno. Suele ser necesario llevarlo 2 ó 3 semanas, y luego, sólo durante el día, unas semanas más, dependiendo de las instrucciones de tu cirujano plástico. No esperes tener un aspecto óptimo justo después de la cirugía; antes de alarmarte, es normal que en el postoperatorio inmediato exista hinchazón y cardenales, así como agujetas. Además, la sensibilidad cutánea también estará un poco alterada, con sensación de acorchamiento y picores. Se empiezan a notar los resultados a partir del primer mes y el resultado definitivo entre 3 y 6 meses, excepto en pantorrillas y tobillos que hay que esperar un año.

 

 

 

 

 


Su Medico       Ayuda Humanitaria      Galeria de Fotos      Visite Cusco