Cirugía Estética Inicio

Cirugía de la Nariz
Rinoplastia

La rinoplastia es uno de los procedimientos más comunes en Cirugía Plástica. Con esta técnica se puede reducir o incrementar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso nasal, reducir la abertura de las fosas nasales o cambiar el ángulo entre su nariz y el labio superior. La rinoplastia puede mejorar (no perfeccionar) su apariencia. Antes de someterse a esta intervención quirúrgica piense cuidadosamente en cuales son sus expectativas y discútalas con su médico.

Cuando la rinoplastia es realizada por un Cirujano Plástico calificado , las complicaciones son poco frecuentes y menores. Sin embargo, como en cualquier procedimiento quirúrgico, existe la posibilidad de complicaciones como infección, sangramiento nasal o reacción a la anestesia . Usted puede reducir al mínimo estos riesgos si sigue con cuidado las instrucciones que le dará su médico tanto en el preoperatorio como en el postoperatorio.

Cuando la rinoplastia es realizada en forma cerrada (por dentro de la nariz) las cicatrices no son visibles. La rinoplastia abierta deja una pequeña cicatriz escasamente visible en la base de la nariz.

Una buena comunicación entre usted y su médico es esencial. En la consulta inicial el cirujano le preguntará como desearía usted que se viera su nariz, examinará su estructura y la de la cara, y discutirá con usted cuales son las posibilidades quirúrgicas. Se le explicarán cuales son los factores que puedan influenciar en el procedimiento y sus resultados. Estos factores incluyen, la estructura de los huesos nasales y el cartílago, la forma de la cara, el espesor de la piel y sobre todo, sus expectativas.

Es importante que usted sea franco/ca con su médico. Dígale si ha tenido cirugías previas en la nariz, si ha sufrido traumatismos o fracturas nasales, aunque hallan sido hace muchos años. También es importante que mencione si tiene dificultades para la respiración, si sufre de algún tipo de alergias, si fuma o toma vitaminas o medicamentos.

La edad es importante para la operacion ? De preferencia no se opera a jóvenes entre los trece y quince años. De preferencia no se opera a jóvenes entre los trece y quince años sino hasta que hayan terminado su desarrollo – alrededor de los 14-15 años para las chicas y un poco después para los chicos. También es importante considerar el proceso de ajuste social y emocional de un joven y cerciorarse de que la operación sea algo que ellos desean, mas no sus padres.

Que tipos de anestesia se utiliza ?
La rinoplastia se puede realizar con anestesia local o general, dependiendo del grado del procedimiento y dependiendo de lo que usted y su cirujano prefieran.

Con la anestesia local usted queda ligeramente sedado, entumeciendo su nariz y área que le rodea; estará despierto durante la cirugía, sin embargo estará relajado e insensible al dolor y con la anestesia general usted duerme a lo largo de la operación.

LA CIRUGÍA
Generalmente la rinoplastia toma de una a dos horas aunque los procedimientos complicados pueden durar más tiempo.

Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su estructura ósea y cartilaginosa en que se apoya, la cual es entonces esculpida en la forma deseada. La naturaleza de la nueva forma que se le da dependerá de su problema y de la técnica que su cirujano prefiera. Finalmente, se vuelve a colocar la piel sobre la nueva estructura.

Al terminar la cirugía se aplicará una férula para ayudar a que la nariz mantenga su nueva forma. También se podrán colocar rellenos nasales o férulas suaves de plástico en sus fosas nasales para estabilizar el puente, el cual es la pared que divide a los pasajes respiratorios.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA
Después de la cirugía ­ particularmente durante las primeras 24 horas, su cara se siente un poco inflamada, probablemente le duela la nariz y podrá tener un dolor de cabeza. Su cirujano le puede recetar medicamento para el dolor y controlar cualquier incomodidad. Planee quedarse en cama con la cabeza elevada (excepto para ir al baño) por el primer día.

Notará que al principio incrementa la inflamación y coagulación de la sangre alrededor de los ojos, llegando a su máximo después de dos o tres días. Se puede reducir esta inflamación aplicando compresas frías lo cual lo hace sentirse mejor. En cualquier caso, se sentirá mucho mejor de lo que aparenta. La mayor parte de la inflamación o coagulación debe desaparecer en aproximadamente dos semanas. (Podrá permanecer por varios meses una ligera inflamación, la cual nadie puede notar mas que usted y su cirujano)

Su Medico       Ayuda Humanitaria      Galeria de Fotos      Visite Cusco